En el reciente Boat Show Palma, el Govern presentó los nuevos campos de boyas que estarán operativos para este verano, por su interés informativo, os incluímos la nota de prensa que emitieron en la presentación.
 
El Govern coloca este verano 382 boyas ecológicas para regular el fondeo recreativo y reducir el impacto sobre las praderas de posidonia

La reserva y la vigilancia de los campos de boyas, las gestionarán empresas privadas. Se establece una tarifa de uso de 15 a 40 euros diarios según la eslora de la embarcación

Editarán 10.000 folletos con información de los campos de boyas y consejos para una práctica respetuosa con un hábitat protegido

El conseller de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, cuenta hoy, en el Salón Náutico Internacional de Palma, las principales medidas de protección de las praderas de posidonia y regulación del fondeo recreativo en las zonas declaradas lugar de importancia comunitaria (LIC ) de las Islas Baleares que activará el Govern durante este verano. La primera de estas medidas es la puesta en marcha del servicio de fondeo regulado en zonas LIC, que prevé instalar hasta 382 boyas para el fondeo de embarcaciones de hasta 25 metros de eslora en diez zonas LIC de las Islas Baleares, entre el 1 de junio y el 30 de septiembre, según la siguiente distribución

Como novedades para este año, cabe destacar que el Govern licitará en los próximos días la gestión de este servicio y la vigilancia en cada una de estas zonas. También hay que reseñar que este año se establecerá una tasa por usar estas boyas ecológicas, que oscilará entre los 15 euros/día y los 40 euros/día según el tamaño de la eslora de la embarcación. Además, debido a la presencia de barcos cada vez más grandes en las costas baleares, el Govern también ha aumentado el número de boyas para fondear embarcaciones de hasta 25 metros, pasando de las 3 que ofrecía el año pasado a las 24 que ofrecerá esta temporada.

Las boyas se podrán reservar telemáticamente, como el año pasado, por medio de la web http://fondeos.caib.es. Se prevé que unas 15.000 embarcaciones utilicen este servicio, que pretende reducir el impacto del fondeo de la navegación recreativa sobre un hábitat protegido como es la posidonia, e informar y concienciar a los navegantes de esta práctica respetuosa con el medio ambiente.

Una segunda actuación es el ofrecimiento a una herramienta gratuita para dispositivos móviles inteligentes, accesible desde la web http://fondeos.caib.es, por medio de la cual se podrá consultar en tiempo real si está permitido fondear en el lugar donde se encuentra la embarcación.

Como se hizo el año pasado, se volverán a editar 10.000 folletos con toda la información sobre las áreas de fondeo regulado y la reserva de las boyas ecológicas, así como consejos para una navegación recreativa responsable y respetuosa con el medio ambiente. El folleto, que se ofrecerá en catalán, castellano, inglés, alemán e italiano, se distribuirá entre los clubes náuticos y se podrá descargar de la web del Govern de las Islas Baleares, de la página http://fondeos.caib.es y otras webs relacionadas.
 
Además, la Conselleria mantiene abierta una línea de comunicación con el Instituto Hidrográfico de la Marina para introducir un tratamiento especial para la posidonia en las cartas náuticas españolas, que permita una localización más ágil y ofrezca una mayor seguridad jurídica a los navegantes durante el anclaje.

Hay que recordar que las praderas de posidonia forman los ecosistemas marinos más importantes del Mediterráneo, alojan una cantidad inmensa de especies diversas y constituyen las áreas de puesta y forestación de alevines de muchas de las especies de peces comercialmente más preciadas. Además, representan un papel
fundamental en la conservación de los ecosistemas costeros, ya que frenan la erosión de las playas, son la principal fuente de sedimento arenoso en las Islas Baleares y contribuyen a mantener la transparencia de las aguas litorales.

En Baleares se calcula que hay cerca de 100.000 hectáreas de pradera, lo que representa cerca del 70 % de toda la posidonia de las costas españolas. De la extensión de las praderas en Baleares, aproximadamente el 60 % está en Mallorca, el 30 % en las Pitiusas y el 10 % restante en Menorca. Desde el año 2002 la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio dispone de una red de seguimiento que anualmente controla 36 estaciones esparcidas por las cuatro islas principales. De los resultados de 2012, se puede concluir que el 45 % de las estaciones muestran una tendencia de crecimiento, el 40 % se mantiene estable, y sólo el 15 % decrece. También cabe destacar que se ha detectado una nueva floración masiva, similar a los de los otoños de los años 1994 y 2003, cuando se produjeron floraciones generalizadas en todo el Mediterráneo occidental.