No, las titulaciones de recreo te sirven para adquirir conocimientos náuticos pero no te habilitan para ejercer como patrón profesional. Sin embargo, con el título de Capitán de Yate y cumpliendo una serie de requisitos se puede acceder a un Certificado de Profesionalidad llamado Patrón Profesional de Recreo  que permite trabajar como patrón en barcos de recreo.